Porque la Matanza de Focas Crías es Insostenible

Trasladando tantos animales de cualquier lugar poblado las especies están ante un significante riesgo innecesario. Sobre los últimos años, el gobierno canadiense ha aumentado la cuota anual de caza de focas a los niveles mas altos de la historia, matando casi un millón de focas en solo en un periodo de tres años. La cuota total permitida de captura para focas fue de 85,000 animales, más alta en el 2006 que el límite sostenible estimado por los científicos del gobierno canadiense.

La historia de la conservación de la fauna silvestre muestra que cuando los mamíferos grandes como las focas tienen un precio sobre sus cabezas – o cuero- el resultado final es casi siempre la sobre explotación. Para asegurar que las poblaciones silvestres no sean puestas en riesgo por la actividad humana, un acercamiento precavido es necesario. Aun el plan administrativo de la DFO no cuenta adecuadamente con una certeza científica o medioambiental.

Un estudio científico reciente liberado por el IFAW también demuestra que en nueve de los últimos once años, la cobertura promedio del glacial ha caído a niveles reconocidamente bajos en los últimos 37 años. Esta falta de hielo estable esta impactando negativamente a la población de la foca arpa la cual requiere de hielo marítimo para criar y alimentar a su cría.

El gobierno canadiense ha indicado que esta dedicado a tomar ‘Acciones Reales’ sobre el calentamiento mundial. ¿Por qué no empiezan por acabar la insostenible e innecesaria cacería de focas arpa?

 

Porque la Cacería de la Foca es Cruel con las Crías de Focas

                           

La caza comercial de la foca de Canadá es una caza como ninguna otra. Es una práctica cruel y poco ética que produce un producto que nadie necesita. De hecho, el 98% de los animales asesinados en los últimos dos años han sido crías de foca de 2 semanas a 3 meses de edad. La inmanejable cacería se lleva acabo sobre una vasta área, haciéndolo imposible llevarla acabo humanitariamente.

Algunas focas son muertas por un golpe a la cabeza con bates de madera o un hakapik. Los cazadores aturden toda cría de focas posible antes de regresar a matarlas. Algunas focas tratan de escapar, pero son torpes sobre el hielo, empujando sus pequeños cuerpos regordetes con un aleteo descoordinado. A otras focas se les dispara a distancia y luego son arrastradas del hielo a los botes usando ganchos de acero.

Dos reportes recientes de veterinarios independientes sobre la caza de foca en Canadá, así como el video (o corto metraje) del IFAW, han documentado niveles inaceptables de crueldad sobre las crías de focas. Esta cacería es una actividad altamente competitiva, llevada acabo sobre una extensa área, y bajo condiciones muy impredecibles. La prisa es la regla, ya que los cazadores se apuran a inmovilizar todas las crías de focas posibles en el poco tiempo disponible para ellos.

Las focas son rutinariamente golpeadas con un bate o disparadas y dejadas sobre el hielo sufriendo, antes de ser golpeadas nuevamente tiempo después. Algunas focas son desolladas antes de estar totalmente inconscientes y pocos cazadores se les ve verificar si hay un parpadeo como reflejo para confirmar muerte cerebral antes de desollar el animal. Como uno de los reportes veterinarios concluyo: La cacería comercial de focas en Canadá resulta ser un considerable e inaceptable sufrimiento.¨

El gobierno canadiense frecuentemente engaña al público comparando la caza comercial de las focas con la matanza de animales de granja en la industria alimenticia. A diferencia de los mataderos, la caza de foca es impredecible, es una cacería de animales salvajes inmanejable que tiene lugar bajo condiciones apresuradas. Es precisamente estas condiciones que han llevado a algunos expertos a concluir que esta caza nunca podrá satisfacer los requerimientos de una caza humanitaria.

 

Matanza de focas arpa en Canadá

NI UNA FOCA ASESINADA MÁS

Los Tres Mitos mas Importantes sobre La Cacería de la Foca

Aquí están los tres mitos más importantes dichos por el Departamento de Pesca y Océanos (DFO, por sus siglas en inglés) sobre la cacería comercial de las focas.

 

Mito # 1: La cacería de la foca es humanitaria.

 Toda evidencia disponible, incluyendo reportes veterinarios y observaciones independientes, indican que cada año miles de crías de foca mueren de manera cruelmente inaceptable e inconsistente con los estándares contemporáneos de protección animal.

Año tras año, observadores reportan abusos tales como enganchar y arrastrar a focas vivas a través del hielo, focas apaleadas o que se les dispara que son dejadas a que sufran sobre el hielo y focas desolladas aun concientes. Y mientras todos los reportes veterinarios mas recientes recomiendan reducir el sufrimiento de las focas, sus recomendaciones no han sido totalmente implementadas. No hay duda que la cacería comercial de focas en Canadá continua resultando en un considerable e inaceptable sufrimiento.

Mito # 2: La cacería de la foca es sostenible.

Las cuotas de caza establecidas por el gobierno canadiense son mucho mas altas que los estimados de los científicos del gobierno sobre lo que es sostenible, y a estas cuotas se les permite excederse. Un reciente estudio de científicos del IFAW encontró que el actual enfoque administrativo arriesga mermar la manada de la foca arpa tanto como en un 70% en los próximos 15 años.

La DFO frecuentemente declara que la población de la foca arpa se ha triplicado desde los setentas. No obstante, esta ignora los hechos de que entre 1950 y 1970 la población de la foca arpa fue reducida tanto como a dos terceras partes por su cacería. Desde 1995, la foca arpa ha sido asesinada a un ritmo similar a aquellos que causaron una peligrosa disminución en el pasado, y la DFO ahora admite que la población ha decrecido.

El cambio climático también esta representando un nuevo reto a la población de la foca arpa al impactar negativamente su hábitat de crianza. Cada vez más, las pobres condiciones del glaciar en la costa este de Canadá están causando una mortandad mas alta de lo normal en las crías de las focas. Por ejemplo, científicos gubernamentales estiman que para el 2002, el 75% de las crías de la foca en el Golfo del San Lorenzo morirán debido a la falta de hielo aun antes de que la cacería empiece. Todavía el gobierno continúa estableciendo cuotas de capturas para la foca arpa arriba de los niveles sostenibles, poniendo la población en un constante riesgo.

Mito # 3: La cacería de la foca esta monitoreada de muy cerca y bien manejada.

La cacería de la foca involucra a miles de cazadores de focas compitiendo por un limitado número de focas durante un corto periodo de tiempo. Los cazadores están más preocupados con apalear y dispararle al mayor numero de animales lo mas rápido posible en vez de verificar si la foca ya esta muerta antes de seguir a golpear o dispararle a la siguiente.

Año tras año, observadores de la cacería del IFAW encuentran focas que han sido apaleadas y dejadas sufriendo en el hielo, sangrando profundamente, llorando, respirando y tratando de arrastrarse. Estos no son reflejos como dice el DFO, lo cual es fácilmente reconocido y una experiencia familiar para los observadores de la cacería de la foca.

Durante el 2006, la DFO dice haber tenido 12 monitores para la cacería en el golfo, el mayor esfuerzo jamás llevado acabo. Aun así a los cazadores en una región se les permitía tomar tres veces su cuota sin ninguna consecuencia. De hecho el total permitido de captura ha sido excedida en cuatro de los últimos cinco años.

 

La Comisión Europea propondrá prohibir las importaciones relacionadas con la matanza de focas

La medida podría generar un conflicto entre la Unión Europea y Canadá 

  

BRDO (eslovenia). El comisario europeo de Medio Ambiente, Stavros Dimas, propondrá a la UE prohibir las importaciones de productos relacionados con procesos en los que los animales sean víctimas de malos tratos o sufrimientos, según indicó el propio Dimas. Esta prohibición podría provocar un conflicto comercial con Canadá, uno de los principales productores mundiales de las pieles de foca obtenidas en matanzas.

Bélgica y Países Bajos ya prohibieron el año pasado las importaciones de productos derivados de las focas, lo que provocó una disputa comercial entre la UE en conjunto y Canadá. Ambas prohibiciones fueron consecuencias de las reivindicaciones de los grupos ecologistas preocupados por la crueldad y violencia de las cacerías.

“Propondremos una prohibición de las importaciones de piel de foca si un país no puede demostrar que fueron obtenidas de un modo humano”, explicó Dimas desde Brno (Eslovenia), donde se celebraba una cumbre sectorial de ministros de Medio Ambiente europeos. La prohibición incluiría también otros productos como complejos vitamínicos.

Al ser preguntado por el momento de la implantación de la prohibición no quiso concretar más. “Tomará algún tiempo”, explicó, ya que requerirá del apoyo del conjunto de la Comisión Europea.

Dimas, sin embargo, no quiso especificar lo que se consideraría trato inhumano, aunque dijo oponerse a cualquier tipo de caza, y se remitió al informe de diciembre de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (AESA).

El informe de la AESA recomendaba que los animales fueran sacrificados rápidamente, que se comprobara su muerte antes de iniciar cualquier proceso, y su desangrado antes de ser desollados. Además establece unos criterios para la supervisión del proceso y del lugar en el que se realice.

El problema podría ser entonces que las focas, tanto las crías como las adultas, no mueren antes de ser despojadas de su piel. Tradicionalmente los canadienses utilizan porras o hakapik, una especie de pico, para cazar a las crías de foca, ya que es el único modo, si se aplica adecuadamente, de matar rápidamente al animal. Sin embargo, las focas adultas deben ser cazadas con armas de fuego, según el informe de la AESA.

                                                                               

 

 

Activistas protestan contra la matanza

En Barcelona, Málaga y Madrid se llevaron a cabo el pasado jueves 10 de Abril las protestas por el asesinato de focas en Canadá. También en México D.F., Bogotá y en Caracas AnimaNaturalis organizó actos de protesta ante las embajadas y consulados.

Un centenar de activistas acudieron el pasado jueves 10 de Abril a las protestas convocadas por los colectivos AnimaNaturalis, PACMA, Libera!, Altarriva, FAADA y Cacma, ante las embajadas y consulados de Barcelona, Madrid y Málaga, donde permanecieron durante dos horas con pancartas y lanzando sus consignas contra el gobierno de este país.

AnimaNaturalis organizó además, una nueva protesta en México D.F., que se unió al conjunto de actos realizados por la matanza de focas, con los equipos de AnimaNaturalis en las capitales de Colombia y Venezuela.

Todas las protestas fueron de carácter pacífico, con el objetivo de hacer un llamado de atención a la sociedad, y pedir el boicot a la economía canadiense, invitando a no consumir productos de ese país, como el marisco, aceites y cápsulas de Omega3, o marcas de ropa como Prada, Versace y Gucci, que también se abastecen de pieles de foca.
+ Información sobre los productos de foca en España

Mientras en Australia han sido sensibles a la opinión pública y han detenido las matanzas de canguros, Canadá, una de las mayores potencias económicas mundiales, continúa cada año asesinando de manera salvaje a estos animales en lo que representa un gran negocio para este país. Este año han reprimido violentamente la presencia de cámaras y observadores que pudieran testimoniar contra este crimen.