PROTESTAN DESNUDOS EN MADRID Y BARCELONA CONTRA LA MATANZA DE FOCAS EN CANADÁ

MADRID, 25-ABR-2008

Miembros de la Fundación Equanimal realizarán hoy sendos actos de protesta en Madrid y Barcelona, donde se manifestarán desnudos para exigir que los estados miembros de la Unión Europea veten definitivamente la comercialización de productos derivados de la matanza de focas en Canadá.Estos actos forman parte de la acción protesta que se inició el miércoles pasado ante la sede de la Comisión Europea en Bruselas, donde la organización entregó una carta al comisario europeo de Medio Ambiente, Stavros Dimas, en la que se reclama una postura activa para conseguir el apoyo que aún falta del conjunto de la Comisión Europea para formalizar este veto.

El acto de hoy en Madrid tendrá lugar, a partir de las 12.30 horas, ante la Embajada de Canadá, situada en el número 35 de la calle de Núñez de Balboa.

 

 

 

 

La Comisión Europea propondrá prohibir las importaciones relacionadas con la matanza de focas

La medida podría generar un conflicto entre la Unión Europea y Canadá 

  

BRDO (eslovenia). El comisario europeo de Medio Ambiente, Stavros Dimas, propondrá a la UE prohibir las importaciones de productos relacionados con procesos en los que los animales sean víctimas de malos tratos o sufrimientos, según indicó el propio Dimas. Esta prohibición podría provocar un conflicto comercial con Canadá, uno de los principales productores mundiales de las pieles de foca obtenidas en matanzas.

Bélgica y Países Bajos ya prohibieron el año pasado las importaciones de productos derivados de las focas, lo que provocó una disputa comercial entre la UE en conjunto y Canadá. Ambas prohibiciones fueron consecuencias de las reivindicaciones de los grupos ecologistas preocupados por la crueldad y violencia de las cacerías.

“Propondremos una prohibición de las importaciones de piel de foca si un país no puede demostrar que fueron obtenidas de un modo humano”, explicó Dimas desde Brno (Eslovenia), donde se celebraba una cumbre sectorial de ministros de Medio Ambiente europeos. La prohibición incluiría también otros productos como complejos vitamínicos.

Al ser preguntado por el momento de la implantación de la prohibición no quiso concretar más. “Tomará algún tiempo”, explicó, ya que requerirá del apoyo del conjunto de la Comisión Europea.

Dimas, sin embargo, no quiso especificar lo que se consideraría trato inhumano, aunque dijo oponerse a cualquier tipo de caza, y se remitió al informe de diciembre de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (AESA).

El informe de la AESA recomendaba que los animales fueran sacrificados rápidamente, que se comprobara su muerte antes de iniciar cualquier proceso, y su desangrado antes de ser desollados. Además establece unos criterios para la supervisión del proceso y del lugar en el que se realice.

El problema podría ser entonces que las focas, tanto las crías como las adultas, no mueren antes de ser despojadas de su piel. Tradicionalmente los canadienses utilizan porras o hakapik, una especie de pico, para cazar a las crías de foca, ya que es el único modo, si se aplica adecuadamente, de matar rápidamente al animal. Sin embargo, las focas adultas deben ser cazadas con armas de fuego, según el informe de la AESA.

                                                                               

 

 

Canadá justificó la detención de activistas que protestaban contra la matanza de focas

El ministro de Pesca afirmó que actuaron “antes de que alguien resultase muerto”. Los cazadores se quejan del acoso de los ecologistas y cada año se repiten los enfrentamientos. La organización Sea Shepherd sostuvo que capturaron su barco en aguas internacionales y calificó el hecho como “un acto de guerra”.

El ministro de Pesca canadiense, Loyola Hearn, defendió hoy la detención del barco “Farley Mowat” de la organización de defensa de los derechos animales Sea Shepherd y afirmó que las autoridades actuaron “antes de que alguien resultase muerto”.Hearn justificó la acción al señalar, primero, que algunos cazadores de focas habían denunciado que el “Farley Mowat” se había acercado demasiado a ellos y que “sintieron que estaban en peligro”. Pero luego insinuó que eran los activistas opuestos a la caza los que podrían haber resultado heridos.

“Los cazadores están muy enfadados por la forma en que (los activistas) se comportan. Si hacen lo mismo en el frente, donde la caza se realiza con rifles de alta potencia, y alguien resulta alcanzado o los ánimos se calientan, es una situación bastante peligrosa. Actuamos antes de que algo pasara”, afirmó Hearn.

El “Farley Mowat” se encontraba en las aguas del golfo de San Lorenzo para protestar contra la caza de focas, que se inició el pasado 28 de marzo, y observar que los cazadores cumplan las normativas. Los cazadores canadienses consideran la presencia de observadores internacionales como un acoso injustificado y cada año se producen enfrentamientos entre activistas y pescadores.

Sea Shepherd afirmó que la captura del barco registrado en Holanda se produjo en aguas internacionales y el director de la organización ecologista, Paul Watson, calificó el apresamiento como “un acto de guerra”. “El Gobierno canadiense mandó una partida de abordaje armada en una nave registrada en Holanda en aguas internacionales y ha capturado el barco”, afirmó Watson a través de un comunicado.

Hearn negó que la captura se hubiera hecho en aguas internacionales. “El barco fue capturado en aguas canadienses, en el Golfo (de San Lorenzo)”, afirmó. El ministro añadió a continuación que incluso si el “Farley Mowat” hubiese estado en aguas internacionales Canadá podría haber actuado porque las leyes canadienses lo permiten.

Fuente: EFE

 

 

 Clarín.com – Buenos Aires,Buenos Aires,Argentina

Canadá captura un barco que protestaba contra la caza de focas y detiene a dos tripulantes

 

 

 

Las autoridades canadienses abordaron ayer un barco que estaba protestando contra la caza anual de focas y arrestaron tanto a su capitán como al primer oficial acusándoles de acercarse demasiado a los cazadores y entorpecer la caza, según informó el Gobierno de Canadá.

El ministro canadiense de Pesca, Loyola Hearn, aseguró en un comunicado que el buque, llamado Farley Mowat, había sido abordado para “asegurar la conducta segura y ordenada de la caza de focas”.

Sin embargo, la Sociedad Pastora de Conservación Marina, propietaria de la nave, aseguró que el barco se encontraba unas doce millas (19 kilómetros) fuera de los límites del territorio canadiense.

El representante de la sociedad Paul Watson calificó el abordaje como “un acto de guerra” y añadió que “el Gobierno de Canadá acaba de enviar una misión de abordaje armada para hacerse con el control de un barco holandés en aguas internacionales y lo ha conseguido”.

La caza anual de focas en la costa atlántica de Canadá ha sido desde hace mucho tiempo objeto de protestas por parte de grupos ecologistas, que todos los años difunden fotografías y vídeos para obligar al país norteamericano a dejar de matar focas. Las pieles de éstas son utilizadas para la fabricación de abrigos y otro tipo de ropa, y existe un mercado creciente del aceite de foca, que tiene altos niveles del ácido omega 3.

El Gobierno, que coloca la cifra de muertes de focas en 275. 000 este año, frente a los 5, 5 millones que estaban previstos, asegura que la matanza de focas jóvenes salvaguarda las reservas de pescado y garantiza el sustento económico de los habitantes de la región.

En cuanto a la detención del capitán y el primer oficial del Farley Mowat, el Gobierno canadiense facilitó una fotografía en la que se aprecia al barco acercándose a los cazadores. Además, Hearn explicó que “el Gobierno ha actuado para proteger la seguridad y el sustento de los cazadores canadienses”, añadiendo que “continuará protegiéndoles” para asegurar la “gestión humana y sostenible de la caza”.

El mes pasado, varios cazadores murieron al estrellarse su buque contra un iceberg y hundirse en las aguas heladas del golfo de St. Lawrence.

 

Activistas protestan contra la matanza

En Barcelona, Málaga y Madrid se llevaron a cabo el pasado jueves 10 de Abril las protestas por el asesinato de focas en Canadá. También en México D.F., Bogotá y en Caracas AnimaNaturalis organizó actos de protesta ante las embajadas y consulados.

Un centenar de activistas acudieron el pasado jueves 10 de Abril a las protestas convocadas por los colectivos AnimaNaturalis, PACMA, Libera!, Altarriva, FAADA y Cacma, ante las embajadas y consulados de Barcelona, Madrid y Málaga, donde permanecieron durante dos horas con pancartas y lanzando sus consignas contra el gobierno de este país.

AnimaNaturalis organizó además, una nueva protesta en México D.F., que se unió al conjunto de actos realizados por la matanza de focas, con los equipos de AnimaNaturalis en las capitales de Colombia y Venezuela.

Todas las protestas fueron de carácter pacífico, con el objetivo de hacer un llamado de atención a la sociedad, y pedir el boicot a la economía canadiense, invitando a no consumir productos de ese país, como el marisco, aceites y cápsulas de Omega3, o marcas de ropa como Prada, Versace y Gucci, que también se abastecen de pieles de foca.
+ Información sobre los productos de foca en España

Mientras en Australia han sido sensibles a la opinión pública y han detenido las matanzas de canguros, Canadá, una de las mayores potencias económicas mundiales, continúa cada año asesinando de manera salvaje a estos animales en lo que representa un gran negocio para este país. Este año han reprimido violentamente la presencia de cámaras y observadores que pudieran testimoniar contra este crimen.

 

 

Unas 275 mil focas serán cazadas en Canada durante el mes de marzo con autorización del Gobierno

La actividad está sustentada en la comercialización de sus pieles. EL TIEMPO habló con quienes luchan contra esta práctica.

Se trata de organizaciones ambientales, que mientras se logra una solución definitiva, han concentrado en regular que la muerte de la foca no sea tan cruel y para que no les quiten la piel mientras estén vivas.

Esto ocurre porque la caza es una competencia de un mes en el que los cazadores están más preocupados por apalear y dispararle al mayor número de animales posibles y no verifican si una foca murió antes de seguir con otra.

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y la Sociedad Protectora de Animales de Estados Unidos lograron que Canadá expida una norma para regular su sufrimiento: “Los cazadores tienen que disparar o golpear la foca, comprobar que está inconsciente y desangrarla de forma inmediata”.

 

Vuelve la protesta internacional contra la matanza de focas

Un año más, miles de focas morirán en la costa que cubre el golfo de San Lorenzo, en Canadá. La temporada de caza de este año empezó el pasado viernes 28 de marzo, y asesinarán a 275.000 jóvenes focas arpa, 5.000 más que el año pasado. Cada año, las focas arpa -o de Groenlandia- dan a luz entre mediados de febrero y mediados de marzo, justo cuando se abre la temporada de caza.

La International Fund for Animal Welfare (IFAW) explica que en el comercio internacional se incluyen pieles, carne y penes (para afrodisíacos de medicina tradicional) de focas. Además, señala a los principales importadores: Noruega, Canadá y China. Para intentar frenar la caza, la organización británica Respect for Animals and Humane Society International ha realizado un viaje hasta los hielos canadienses.Según  Greenpeace, la caza de focas tal y como hoy la conocemos en el Atlántico comenzó en 1980. Estados Unidos prohibió en 1972 la importación de productos derivados de las focas, decisión reforzada en 1983, cuando la Unión Europea prohibió temporalmente importar pieles blancas, propias de las crías de foca. En 1989, esta prohibición se hizo definitiva.Las críticas a la caza de focas en Canadá comenzaron en los 50, cuando, según la International Marine Mammal Association (Asociación Internacional de Mamíferos Marinos), los científicos comenzaron a expresar su preocupación sobre los impactos de la caza de focas de Groenlandia. Los cálculos hablan de un descenso en la población de focas arpa de entre un 50% y un 66% entre 1950 y 1970. Entre 1983 y 1995, la persecución legal y las críticas internacionales redujeron la caza a 51.000 individuos entre 1983 y 1995, aunque, según Greenpeace, la cuota oficial fue de 186.000.

Mark Glover, director de Respect for Animals, ha sido testigo de la caza de focas durante los últimos cuatro años: “He visto las cosas más horribles, focas apaleadas, empaladas y arrastradas con ganchos para después despellejarlas”. Glover protesta porque, pese a la prohibición de la Unión Europea, en Reino Unido todavía está permitida la importación de los productos derivados de foca. Mientras esto siga así, dice, “todos tendremos la sangre de las focas en nuestras manos”.

Según denuncian desde Respect for Animals and Humane Society International, aunque la caza de focas en Canadá está regulada desde los 70, la cuota anual se basa más en las exigencias del mercado que en criterios científicos. Además, señalan que la cuota ha aumentado constantemente desde los 90, cuando los subsidios estatales fomentaron la caza. Según Greenpeace, el Gobierno de Canadá estableció una cuota de caza de 975.000 focas para el periodo 2003-2005. Respect for Animals reclama que en 2002, los cazadores excedieron en 25.000 crías la cuota establecida. Entre las campañas de 2003, 2004 y 2005 murieron más de un millón de focas, y sólo en 2006 la cifra llegó a 325.000 crías, de acuerdo a las críticas de esta asociación.

Además de la caza, las focas arpa se enfrentan a otras amenazas. Tal y como señala la International Fund for Animal Welfare (IFAW), otros riesgos son “las propuestas de realizar una matanza selectiva e intensa de poblaciones de focas para beneficiar a la pesca; la disminución de su alimento debido a la pesca excesiva o el cambio climático; la captura incidental en equipo de pesca, así como los contaminantes ambientales”.

 

 

 

En diveros países del mundo, los activistas están protestando ante las embajadas o consulados de Canadá, o ante sus propios gobiernos, para solicitar el fin de esta cruel y despiadada matanza. AnimaNaturalis convoca enérgicamente a todo el mundo que quiera protestar contra una de las matanzas más grandes de mamíferos marinos.

 

AnimaNaturalis, Fundación Altarriba, Los Verdes, PACMA, FAADA y Libera convocan a sendas concentraciones contra la caza de focas, en Madrid y en Barcelona.