Porque la Matanza de Focas Crías es Insostenible

Trasladando tantos animales de cualquier lugar poblado las especies están ante un significante riesgo innecesario. Sobre los últimos años, el gobierno canadiense ha aumentado la cuota anual de caza de focas a los niveles mas altos de la historia, matando casi un millón de focas en solo en un periodo de tres años. La cuota total permitida de captura para focas fue de 85,000 animales, más alta en el 2006 que el límite sostenible estimado por los científicos del gobierno canadiense.

La historia de la conservación de la fauna silvestre muestra que cuando los mamíferos grandes como las focas tienen un precio sobre sus cabezas – o cuero- el resultado final es casi siempre la sobre explotación. Para asegurar que las poblaciones silvestres no sean puestas en riesgo por la actividad humana, un acercamiento precavido es necesario. Aun el plan administrativo de la DFO no cuenta adecuadamente con una certeza científica o medioambiental.

Un estudio científico reciente liberado por el IFAW también demuestra que en nueve de los últimos once años, la cobertura promedio del glacial ha caído a niveles reconocidamente bajos en los últimos 37 años. Esta falta de hielo estable esta impactando negativamente a la población de la foca arpa la cual requiere de hielo marítimo para criar y alimentar a su cría.

El gobierno canadiense ha indicado que esta dedicado a tomar ‘Acciones Reales’ sobre el calentamiento mundial. ¿Por qué no empiezan por acabar la insostenible e innecesaria cacería de focas arpa?

 

Anuncios

Porque la Cacería de la Foca es Cruel con las Crías de Focas

                           

La caza comercial de la foca de Canadá es una caza como ninguna otra. Es una práctica cruel y poco ética que produce un producto que nadie necesita. De hecho, el 98% de los animales asesinados en los últimos dos años han sido crías de foca de 2 semanas a 3 meses de edad. La inmanejable cacería se lleva acabo sobre una vasta área, haciéndolo imposible llevarla acabo humanitariamente.

Algunas focas son muertas por un golpe a la cabeza con bates de madera o un hakapik. Los cazadores aturden toda cría de focas posible antes de regresar a matarlas. Algunas focas tratan de escapar, pero son torpes sobre el hielo, empujando sus pequeños cuerpos regordetes con un aleteo descoordinado. A otras focas se les dispara a distancia y luego son arrastradas del hielo a los botes usando ganchos de acero.

Dos reportes recientes de veterinarios independientes sobre la caza de foca en Canadá, así como el video (o corto metraje) del IFAW, han documentado niveles inaceptables de crueldad sobre las crías de focas. Esta cacería es una actividad altamente competitiva, llevada acabo sobre una extensa área, y bajo condiciones muy impredecibles. La prisa es la regla, ya que los cazadores se apuran a inmovilizar todas las crías de focas posibles en el poco tiempo disponible para ellos.

Las focas son rutinariamente golpeadas con un bate o disparadas y dejadas sobre el hielo sufriendo, antes de ser golpeadas nuevamente tiempo después. Algunas focas son desolladas antes de estar totalmente inconscientes y pocos cazadores se les ve verificar si hay un parpadeo como reflejo para confirmar muerte cerebral antes de desollar el animal. Como uno de los reportes veterinarios concluyo: La cacería comercial de focas en Canadá resulta ser un considerable e inaceptable sufrimiento.¨

El gobierno canadiense frecuentemente engaña al público comparando la caza comercial de las focas con la matanza de animales de granja en la industria alimenticia. A diferencia de los mataderos, la caza de foca es impredecible, es una cacería de animales salvajes inmanejable que tiene lugar bajo condiciones apresuradas. Es precisamente estas condiciones que han llevado a algunos expertos a concluir que esta caza nunca podrá satisfacer los requerimientos de una caza humanitaria.